A estas alturas del año y con las temperaturas tan altas que estamos teniendo, seguro que más de uno ya habéis retirado el edredón de la cama. Recordad lavarlo antes de guardarlo hasta el próximo invierno!

Aunque a simple vista el edredón esté limpio, siempre acumula polvo, sudor y ácaros. Además, al guardarlo sin lavar aumentamos las probabilidades que al sacarlo del armario el próximo invierno esté lleno de manchas amarillentas y olor muy desagradable. Y esto si será difícil de eliminar!

Muchos nos preguntáis si los edredones nórdicos de plumas se pueden lavar en la lavadora, y la respuesta es sí (ojo, a no ser que la etiqueta indique los contrario).

Y ¿cómo lavarlo correctamente?

  1. Si está muy sucio, con manchas de orina o vómito, te recomendamos tratarlo previamente en casa con un poco de amoniaco con detergente. Cuanto antes eliminemos esas manchas mucho mejor. Si puede ser, al momento.
  2. Ahora ya podemos meterlo en la lavadora sin problema! Lo ideal es ponerlo solo en la lavadora y garantizar que quede lo suficientemente holgado en ella para que pueda moverse sin problema y el jabón se distribuya por todas las zonas. Nosotros tenemos tres tamaños de lavadora. Prueba sin problema tu tamaño ideal, antes de ponerla en marcha.
  3. Ahora toca elegir la temperatura. Un edredón que a simple vista esté limpio con 30º tendrá suficiente, por el contrario uno muy sucio lo pondremos a 60º (ojo, una vez más miraremos las etiquetas, no todos los tejidos exteriores aguantan la misma temperatura)
  4. Esperamos los 30 minutos y listo!! Seguramente al sacarlo lo veréis muy delgado y oscurecido. Es normal! las plumas suelen ser oscuras. Tranquilos, al secarlo correctamente quedará estupendo!
  5. Ahora nos vamos a la secadora. Esta vez también lo meteremos solo en la secadora para conseguir un secado óptimo. Y a mitad del secado (a los 8- 10 minutos) abriremos la puerta de la secadora, lo sacamos, sacudimos y metemos con la parte que estaba en el interior ahora hacia arriba. Así conseguimos un secado homogéneo por todo el edredón y evitamos esquinas húmedas!
  6. Al acabar el secado, lo sacudimos un poco para colocar las plumas, lo doblamos y para casa!

Rápido, sencillo y económico!